Requisitos Para Un Contrato De Trabajo En España

Mudarse a España, conseguir un apartamento, encontrar un trabajo… todo puede ser muy agotador. Cuando finalmente obtenga un trabajo, le gustaría simplemente firmar el contrato de trabajo sin pensarlo dos veces. Sin embargo, es muy importante comprender los conceptos básicos de los contratos de empleo españoles antes de firmar uno. Entonces, sigue leyendo y conoce qué es exactamente lo que estás firmando y cuáles son los pasos que debes seguir y los requisitos para un contrato de trabajo en España.

¿Qué debe implicar un contrato de trabajo en España?

Los contratos españoles deben contener lo siguiente:

requisitos para un contrato de trabajo

  • Identidad de ambas partes, dirección de la empresa y el lugar donde se supone que trabaja el trabajador;
  • Fecha de inicio del empleo, categoría o grupo profesional del trabajo, y el número de días de trabajo;
  • Salario básico inicial, cuándo y cómo se realiza el pago (mensual, semanal, etc.);
  • Vacaciones y cómo se determinan;
  • Período de notificación que ambas partes deben dar para rescindir el contrato;
  • El convenio colectivo aplicable a la relación laboral, que establece las características específicas que hacen posible su identificación.

Si está de acuerdo con todas las cláusulas y condiciones del contrato de trabajo que su empleador español le otorga para su trabajo en España, siga adelante y firme en la línea punteada (y ponga sus iniciales en cada página también).

Tipos de contratos de trabajo en España

Si bien siempre es necesario cumplir con una serie de requisitos para un contrato de trabajo, la verdad, es que todo va a depender del tipo de empleo para el que serás contratado, así que analicemos cuáles son los tipos de contrato que te pueden ofrecer en España.

1.- Contrato abierto

Es un contrato liquidado sin especificar límite de tiempo. La Ley establece que ” todo contrato se considerará que se ha ejecutado por tiempo indefinido y a tiempo completo, a menos que se proporcione una prueba de la naturaleza temporal o parcial de los servicios.

Todo contrato celebrado por fraude y contratos indefinidos que excedan el tiempo máximo temporal, la contratación se considerará también como contratos indefinidos.

Este es el contrato estándar principal y el tipo que pretende ser más estimulado, aunque las estadísticas de empleo muestran que sigue siendo el menos utilizado.

Hay diferentes tipos específicos de contratos abiertos:

  • Contrato estacional permanente.
  • Contrato indefinido de empleo para trabajadores con discapacidad
  • Contrato indefinido de apoyo a emprendedores

2.- Contrato de formación y aprendizaje

Su objetivo es la calificación profesional de los trabajadores mediante un sistema que combine de forma simultánea una actividad remunerada en una empresa con una actividad de formación en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o el sistema educativo.

Este contrato es para trabajadores mayores de dieciséis años y menores de veinticinco años, sin una calificación profesional reconocida por el sistema de capacitación vocacional para el empleo o el sistema educativo, estableciendo un contrato de experiencia laboral para la posición u ocupación objeto del contrato.

Cuando leas los requerimientos y conozcas los requisitos para un contrato de trabajo en específico, como este por ejemplo, debes estar atento a que el límite de edad no sea aplicable cuando las personas poseen alguna discapacidad o establezca a personas que pertenecen a grupos en situación de exclusión social.

La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres años (con excepciones) y, una vez que el contrato haya expirado, el trabajo no se contratará bajo este enfoque a menos que el tipo de capacitación especificado en el nuevo contrato tenga como objetivo Obtención de una titulación profesional diferente.

Otra de las regulaciones o requisitos para un contrato de trabajo, es que el tiempo de trabajo efectivo debe ser compatible con el tiempo que se dedicara a las actividades de capacitación, el mismo no debe superar el 75% durante el primer año o el 85% durante el segundo y tercer año – respectivamente- de las horas diarias de trabajo.

 3.- Contrato de experiencia laboral

Su objetivo es proporcionar al trabajador la experiencia laboral adecuada relacionada con los estudios realizados por el trabajador (título universitario o título de formación profesional).

No pueden transcurrir más de cinco años desde el final de los estudios, y el trabajo debe permitir al trabajador obtener la capacitación profesional adecuada para los estudios que ha realizado.

La duración del contrato no puede ser inferior a seis meses o más de dos años. La remuneración será la cantidad fijada para los pasantes y no podrá ser inferior al 60% o 75%, durante el primer o segundo año del contrato, del salario fijado por acuerdo para los trabajadores que realizan el mismo trabajo o uno similar. La cantidad no puede ser inferior al salario mínimo nacional.

 4.- Contrato de obras o servicios

Es un contrato establecido para hacer un trabajo o la prestación de un servicio diferente de la actividad de la empresa. Su implementación, aunque limitada en el tiempo, tiene, en principio, una duración desconocida que corresponde con el tiempo establecido para la implementación de una obra o servicio que no puede durar más de tres años.

Entre las cláusulas o requisitos de un contrato de trabajo de este tipo, se debe estipular que el mismo puede ser de tiempo parcial o completo, o en cualquier caso, al término del contrato, el empleado puede recibir compensaciones equivalentes a una parte proporcional de la cantidad resultante del pago de dos semanas.

 5.- Contrato temporal por circunstancias de la producción

Este tipo de contrato, en particular, puede atender los requisitos circunstanciales del mercado. Además, tiene una duración máxima de seis meses enmarcado en un periodo de un año, aunque puede ser extendido a través de los llamados convenios colectivos.

En caso de que el contrato temporal se establezca por un período de tiempo máximo establecido, puede extenderse por acuerdo de las partes solo una vez, y la duración total no puede superar la duración máxima.

Se aceptan tipos de tiempo completo y de tiempo parcial y, en cualquier caso, y una vez finalizado el contrato, el trabajador recibirá una compensación equivalente a la parte proporcional de la cantidad resultante del pago de doce días de salario por cada año de servicio.

Aparte de los tipos de contrato mencionados anteriormente, los más habituales, existen otros tipos para situaciones más específicas, como el Contrato de Transferencia, el Contrato Especial para Trabajadores en Riesgo de Exclusión o el Contrato Provisional… en cada uno de ellos, es importante aportar todos los requerimientos y requisitos para un contrato de trabajo en esta nación.

Cuáles son los requisitos para un contrato de trabajo en España siendo extranjero

Si deseas venir a España y trabajar de forma independiente, debes solicitar un permiso de trabajo del consulado o embajada de España en tu país de origen. Tendrá que proporcionar ciertos documentos, que pueden incluir los siguientes:

  • Un plan de negocios (si es apropiado);
  • Evidencia de que usted tiene las finanzas adecuadas para invertir en él o apoyarse;
  • Prueba de que tienes las habilidades o experiencia para hacer el trabajo;
  • Cualquier contrato o comisión de las empresas;
  • Una licencia o registro requerido para realizar el trabajo en España.
  • Información sobre el potencial para crear empleo en España.

Una vez que tenga el permiso de trabajo y residencia, puede solicitar una visa para ingresar a España, si es necesario.

Los permisos de trabajo, que pueden estar limitados a actividades y lugares específicos, son válidos por un año y son renovables si aún cumple con las condiciones, es decir si no consignas todos los requisitos para un contrato de trabajo, posiblemente no serán admitido. Después de cinco años, puede solicitar una residencia de larga duración (consulte el enlace para Permanecer en España).

¿Qué pasos se deben seguir para obtener un permiso o contrato de trabajo?

Antes de poder obtener un permiso o contrato de trabajo, primero debe obtener un empleo.  Una vez que haya obtenido un empleo, su empleador debe solicitar una autorización (un permiso de trabajo) para que pueda trabajar legalmente en España.

Esto se otorgará si el trabajo figura como Ocupación de escasez o si la vacante se ha anunciado y no hay otros candidatos adecuados de España o la UE. Una vez que se haya otorgado la autorización para trabajar, que se combinará con su permiso de residencia, puede solicitar una visa.

Tu empleador enviará una solicitud de permiso de trabajo a la oficina provincial del Ministerio de Trabajo (Delegación Provincial del Ministerio de Trabajo e Inmigración) en tu nombre.

Mientras se procesa esto, se le enviará una copia de la solicitud con el sello de esa oficina y el número de archivo. Puedes enviarlo a la embajada o consulado español como parte de su solicitud de visa de trabajo y de residencia. La embajada informará a la oficina regional de trabajo que tiene su solicitud y la oficina de trabajo comenzará a procesar tu solicitud.

Puede tomar hasta ocho meses procesar una solicitud de permiso de trabajo, por lo que debe planificar con anticipación. Una vez que la oficina de trabajo haya aprobado el permiso de trabajo, la  embajada o el consulado emitirán tu visa de trabajo y de residencia.

Un permiso de trabajo es válido por un año y es renovable siempre y cuando cumpla con las condiciones. Los permisos se otorgan para sectores específicos, por lo que generalmente es posible cambiar de trabajo siempre que esté trabajando en el mismo campo. Después de cinco años, puede solicitar la residencia a largo plazo, lo importante es cumplir con todos los requisitos para un contrato de trabajo efectivo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba