Requisitos Para Ser Funcionario De Prisión En España

Si eres una persona arriesgada, de carácter firme, con sentido del humor, mucha paciencia, y estas en búsqueda de empleo, aquí te presentamos los requisitos para ser funcionario de prisión en España.

Requisitos para ser funcionario de prisión en España
Requisitos para ser funcionario de prisión en España

Es una tarea bastante difícil, sin embargo, no hay nada que no resuelva una buena capacidad para establecer relaciones interpersonales.

¿Qué es un funcionario de prisión?

Los oficiales correccionales, también conocidos como oficiales de detención, son responsables de supervisar a los prisioneros, hacer cumplir las reglas y mantener la seguridad en las instalaciones correccionales locales, estatales o federales.

Algunas instalaciones pueden estar desactualizadas e incómodas, y los oficiales de prisión deben permanecer de pie por largos períodos de tiempo.

Trabajar con personas encarceladas puede ser difícil y estresante, pero los oficiales correccionales tienen la oportunidad de influir positivamente en la vida de los presos.

Requisitos para ser funcionario de prisión en España

Los requisitos para trabajar como funcionario de prisión en España son los que se presentan a continuación:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Tener una edad mayor o igual a 16 años y menor o igual a la edad en la que corresponde la jubilación.
  • Poseer el título de bachiller, y todo el papeleo relacionado con la culminación de grado para el día de la convocatoria. si el título fue obtenido en otro país, el mismo debe estar homologado.
  • No haber sido condenado por ninguna clase de delito, cuya pena haya sido menor a tres años. Con la excepción de aquellas personas a las cuales se les otorgó la cancelación de los antecedentes y las que han pasado por un proceso de rehabilitación.
  • Tener la capacidad para el desempeño de las tareas correspondientes.
  • No haber sido expulsado de ningún organismo público, por razones disciplinarias.
  • No haber sido descalificado para el ejercicio de cargos públicos.
  • Pueden optar por ser funcionarios de prisión también, aquellas personas que hayan desempeñado labores de seguridad en otros países y cuenten con la nacionalidad española y el grado académico que se exige.

Pruebas que deben presentar los aspirantes a funcionarios de seguridad

Además de los requisitos para ser oficial de prisión en España, los aspirantes deben presentar y aprobar ciertos exámenes que demostrarán su verdadera capacidad para el ejercicio de las funciones que amerita este cargo. A continuación te explicamos:

  1. Primera prueba: esta consta de un cuestionario de 150 preguntas que el aspirante deberá responder en dos horas con quince minutos. Estas preguntas son relacionadas con el temario de funcionarios de prisión que está vigente para el momento de la convocatoria.
  2. Segunda prueba: en esta fase, los aspirantes tendrán que contestar 5 preguntas tipo test, relacionadas con 10 casos que se podrían presentar en el ejercicio de sus labores. Deben hacerlo en una hora con cuarenta minutos.
  3. Tercera prueba: esta se trata de la que llamamos prueba médica, en la que las personas que aspiran ser funcionarios de prisión deben someterse a análisis que descartarán las enfermedades por las cuales se niega el cargo.

Funciones de un funcionario de prisión en España

Como lo hemos dicho anteriormente, ser oficial de prisión puede ser una tarea muy difícil, puesto a que las personas que están encerradas en cárceles, generalmente no tienen muy buen humor y suelen recurrir a las riñas para desahogarse y crear un imagen de autoridad frente a los otros reclusos.

Sabemos que las cárceles están separadas por géneros, hay cárceles de hombres y cárceles de mujeres. No es muy difícil de entender el porqué de esta separación. Sin embargo, al visitar una prisión podremos notar que hay funcionarios masculinos y oficiales  femeninas.

Las funciones de estos dos personajes presentes en los centros de reclusión dependen de las actividades que se presenten dentro del centro. Su función principal es velar por mantener el orden de todos los reclusos. De allí se derivan las siguientes:

  • Mantener la seguridad dentro de los centros, tanto para los presos que allí se encuentran, como para las personas que vayan a visitarlos.
  • Vigilar y cuidar a los presos desde los puestos de seguridad, o las cámaras destinadas para tal fin.
  • Controlar los comportamientos difíciles de los reclusos.
  • Supervisar las actividades que realiza los presos en el recinto, incluyendo las relacionadas con la recreación y las visitas de los familiares.
  • Inspeccionar las celdas, para evitar que haya la existencia de drogas u otras sustancias, o herramientas prohibidas como por ejemplo armas.
  • Patrullar en todas las instalaciones del centro de reclusión.
  • Estar supervisando constantemente lo que hacen los presos.
  • Inmovilizar a cualquier preso, en caso de ser necesario.
  • Velar por los derechos de las personas que se encuentran recluidas.

Hay algunos funcionarios que cuentan con una formación especial, y por ello son los encargados de trabajar con los perros antidrogas y los procedimientos de seguridad electrónica.

La función de otros es recibir a los nuevos reclusos, emitir uniformes y adjudicar las tareas correspondientes. También pueden cooperar con el personal de enfermería y demás personal del centro.

Hay veces que las personas permanecen recluidas porque están esperando sentencia. En ese caso, la tares del funcionario de seguridad será la de evaluarlos y redactar informes acerca de su comportamiento en el tiempo de permanencia y así definir a qué tipo de cárcel deben trasladarse.

En algunas cárceles, los funcionarios de seguridad, son los encargados de acompañar a los presos al patio trasero donde permanecerán por un lapso de tiempo estipulado y luego conducirlos otra vez a sus celdas. En algunos casos también se encargan de trasladarlos a otras cárceles.

Otra función muy importante de los oficiales de seguridad que trabajan en las cárceles, es ayudar a la promoción de actividades de formación, educación y trabajo de los presos. Para que estos sean ayudados en la reinserción social, cuando ya hayan culminado la condena.

Nota: se debe tomar en cuenta que los funcionarios de seguridad deben lidiar (sin estar armados) con alrededor de 60000 presos, muchos de ellos de alta peligrosidad.

Características de un funcionario de prisión

La persona que esté realizando las labores de seguridad en un centro de reclusión debe contar necesariamente con las siguientes características, para que pueda desarrollar sus funciones de una manera óptima y sin inconvenientes:

  • Debe ser firme, pero también justo, y tener la capacidad de ejercer autoridad sobre los reclusos cuando se requiera.
  • Debe ser muy versátil en el trato, para que pueda relacionarse sin problemas, con personas de diferentes temperamentos, creencias, experiencias y orígenes.
  • Es necesario que el oficial de seguridad sea una persona comprensiva, sensible, y capaz de entender los problemas de los demás, para que se le haga fácil participar en el proceso de rehabilitación de los reclusos.
  • Necesariamente debe ser una persona atenta y sigilosa, para vigilar sin causar sospechas.
  • Necesita tener la capacidad de poder actuar con rapidez, pero, manteniendo a la vez la calma. Para ser más claros, saber verdaderamente trabajar bajo presión.
  • Debe ser arriesgado y tener iniciativa a la hora de actuar y resolver problemas.
  • Es necesario que el funcionario de prisión sea una persona muy activa y con mucha paciencia. Además con de sentido del humor, una mente abierta, confianza en sí mismo y habilidades para la redacción de informes detallados.

Salario de un funcionario de prisión en España

Una persona que trabaja como funcionario de prisiones en España suele ganar unos 2.162 euros al mes. Este es el salario mensual promedio que incluye vivienda, transporte y otros beneficios.

Los salarios de los funcionarios de prisiones pueden diferir drásticamente según la experiencia, las habilidades, el género o la ubicación.

El salario medio es de 2.075 EUR por mes, lo que significa que la mitad (50%) de las personas que trabajan como funcionarios de prisiones ganan menos de 2.075 EUR, mientras que la otra mitad gana más de 2.075 EUR.

Horarios de trabajo

Básicamente, los funcionarios de seguridad de los centros de reclusión en España deberán estar sometidos a uno de estos dos turnos:

  1. En este turno el día 1 y el día 2 deberá trabajar mañana y tarde, el día 3 cumplirá horario nocturno, luego de esta ornada se le dan cinco días libres y al sexto deberá volver a comenzar el las guardias que le corresponden, de la misma manera.
  2. Aquí el primero y segundo día tendrá que trabajar mañana y tarde, luego contará con 4 días libres. Al quinto día tendrá que reintegrarse a su trabajo.

Si has notado que cumples con todos los requisitos para prestar seguridad en una prisión de España, estúdiate el temario de funcionarios, preséntate en la convocatoria y aprueba los exámenes correspondientes para que formes parte de este cuerpo de seguridad.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba