El Discurso Forense (Venezuela)

El discurso forense o jurídico, también llamado lógica jurídica, es un tema muy importante en el ámbito del derecho. Por lo tanto, en esta tesis consideraremos todos los aspectos importantes mencionados en el “discurso jurídico”, examinaremos su concepto, características, clasificaciones, estructuras, desarrollo, formas y tipos.

También examinaremos la naturaleza del discurso jurídico, su eficacia y el ejercicio del poder. Este es un tema que trataremos en profundidad, y es muy importante que reciba el interés y el reconocimiento que merece.

El Discurso Forense

Discurso forense
Discurso forense

Como su nombre indica, un discurso forense es una declaración hecha para aclarar las circunstancias de un asesinato u homicidio. Por lo tanto, es un recurso legal muy común entre los jueces, abogados, expertos o cualquier otra autoridad competente en la materia. También se suele registrar en un documento que, en lenguaje técnico, se convierte en un registro o prueba de un asesinato.

Por su propia naturaleza, el discurso forense presenta los hechos, su desarrollo y las conclusiones que determinan quién es responsable del crimen. Por lo tanto, es un discurso muy importante porque revela la inocencia o la culpabilidad de la persona y también revela las causas y consecuencias del asesinato y, sobre todo, la forma en que se cometió el delito. Esto se hace sobre la base de una investigación y con el mayor respeto por la verdad y la objetividad.

Estos son los llamados discursos legales que deben hacerse durante el proceso oral en el tribunal. Hablar en público, ya sea legal o forense, requiere las habilidades y conocimientos del orador, ya que el resultado positivo o negativo de su discurso depende de las condiciones de su existencia humana.

Retorica Forense

Es una especie de discurso público, especialmente diseñado para la celebración de la justicia. Está destinado a convencer a los jueces y requiere decencia, prudencia y conocimiento apropiado a la gravedad del caso.

Se recomienda usar las palabras con precaución. El discurso jurídico requiere argumentos lógicos y convincentes, veraces y creíbles y concisos. Por consiguiente, un buen discurso jurídico se centrará en la unidad de contenido, la sencillez, la decencia y la cortesía de un discurso ligero y conciso.

El arte de la oratoria jurídica tiene dos aspectos relevantes:

  • El discurso forense
  • Lección oral

Estilo jurídico, definido como una forma de expresión de un derecho según la ley, sus fuentes históricas, los medios de aplicación, el sentido de la justicia y las reglas gramaticales. Es contrario al verbalismo y a la improvisación.

Oratoria Forense: consiste en ilustrar el intelecto y alentar a los jueces a decidir si se ha cometido un acto, si una persona es culpable o no, si una disposición legal debe aplicarse o interpretarse de una manera u otra.

Objetivo del discurso forense

Se trata de aplicar las disposiciones abstractas y generales de la ley a un caso concreto y específico.
Su tarea era analizar el caso que se le asignaba y luego sugerir a los jueces cómo se podía aplicar la ley de manera convincente. La elocuencia de un abogado debe ser más calmada y contenida que la de cualquier otro orador.

Características del discurso forense

1-. Entretener: buscar en el público una respuesta al placer, la diversión y la complacencia, con el objetivo principal de hacer que el público olvide la vida cotidiana con sus pequeños eventos y sus límites basados en el humor. Ofrece grandes beneficios tanto para el emisor como para el receptor a través de su estilo narrativo y la expresión cultural utilizada.

2-. Informar: tiene como objetivo obtener una clara comprensión de un problema, tema o idea que resuelva el problema de la inseguridad. Su principal objetivo es ayudar a los oyentes a ampliar su campo de conocimiento. La principal característica de este discurso es la objetividad.

3-. Convencer: anima a los oyentes a tener verdades claras e innegables que puedan ser verificadas y probadas. Para la discusión. Es una operación lógica que utiliza elementos cognitivos y racionales y crea una relación libre y reflexiva en ausencia de un elemento positivo.

4-. Persuadir: el impulso de una reacción o acción pegajosa; cuando se define como un medio de influir en el comportamiento a través de llamadas principalmente dirigidas a las emociones, es un elemento clave de la comunicación verbal, ya que es esta característica la que llama a las tres características mencionadas anteriormente, en la que una persona es manipulada según su conveniencia.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba