Requisitos Para Donar Esperma En España

Hay muchas razones por las que las personas pueden necesitar usar esperma donado y, de hecho, alrededor de la mitad de todos los casos en los que las parejas no pueden quedar embarazadas de forma natural están relacionados con el esperma. En este artículo analizamos los requisitos para donar esperma en España, para que puedas ayudar a otras personas a tener hijos.

Esta es una buena opción para quien esté pensando en la reproducción asistida con la ayuda de la donación de semen, el objetivo es conseguir que los tratamientos de reproducción asistida reflejen lo más fielmente posible la reproducción natural, por lo que la compatibilidad entre donantes y receptores es clave.

¿Que es la donación de esperma?

requisitos para donar esperma en España

La donación de esperma es la aportación por parte de un hombre de su semen, principalmente para su uso en la inseminación artificial de una mujer o mujeres que no son su pareja sexual con el fin de conseguir un embarazo.

Los espermatozoides pueden ser donados pública y directamente al donante deseado, o a través de un banco de espermatozoides o una clínica de fertilidad. La donación de esperma permite que un hombre sea padre de un hijo para mujeres de terceros y, por lo tanto, se clasifica como una forma de reproducción de terceros.

Los embarazos se logran generalmente mediante el uso de espermatozoides de donantes en técnicas de tecnología de reproducción asistida que incluyen la inseminación artificial o inseminación intrauterina en una clínica, o inseminación intravaginal. Con menos frecuencia, los espermatozoides de donantes pueden utilizarse en la fertilización in vitro (FIV), los principales receptores de semen son las mujeres solteras, las parejas lesbianas y las parejas heterosexuales que sufren de infertilidad masculina.

Requisitos para donar esperma en España

Si estas interesado en la donación de esperma, debes tener en consideración los siguientes requisitos:

  • Una edad mínima de 18 años y máxima de 50 años. La ley establece este tope aunque siempre se eligen a las personas mas jóvenes, rara vez son admitidos aquellos de 35 años. El promedio de edad para ser seleccionado mayormente es de los 23 a 25 años.
  • Tener una buena salud, tanto física como mental, el cual debe ser demostrado a través de un examen médico.
  • No padecer ninguna enfermedad hereditaria, como podría ser la diabetes y la hemofilias y para comprobarlo se realiza un análisis cromosómico o cariotipo. Y a nivel psicológico también existen desordenes que pueden evitar la donación de esperma como TDAH y el trastorno bipolar.
  • No dar positivos a las pruebas de VIH, hepatitis, herpes, gonorrea, sífilis, clamidia, entre otras enfermedades de transmisión sexual y mediante exámenes de sangre, orina o semen se evalúa que no tengan ningún tipo de infección.
  • Debes tener un esperma de muy buena calidad, el cual se valora mediante un análisis de esperma o seminograma, debe soportar muy bien el proceso de criopreservación.

¿Quién puede utilizar un donante de esperma?

Cuando las parejas experimentan problemas de fertilidad donde la calidad de los espermatozoides es el problema, generalmente se debe a que el hombre no está produciendo suficiente esperma o es de mala calidad. También es muy posible que la afección sea un efecto secundario médico de los tratamientos como el cáncer. Algunos hombres con enfermedades hereditarias graves pueden querer usar esperma donado para evitar transmitir una enfermedad hereditaria a sus hijos.

Las mujeres en parejas del mismo sexo y las solteras también necesitarán un donante de esperma para comenzar una familia. Además de las mujeres que no tienen pareja masculina, que se encuentran en otras situaciones pueden desear beneficiarse de la donación de esperma. Entre ellos se incluyen los casos en los que el semen de su pareja es patológico y los resultados de la fecundación in vitro son deficientes o en los que hay una falta de espermatozoides o una enfermedad de transmisión sexual que no puede ser eliminada del semen.

También existe la posibilidad de que se detecten anomalías cromosómicas en el semen o cuando existe una incompatibilidad en los grupos sanguíneos, esto puede ocurrir cuando el hombre tiene un grupo sanguíneo positivo y la mujer tiene uno negativo, además de estar inmunizado. Esta es una condición en la cual la mujer produce anticuerpos que atacan los glóbulos rojos de cualquier feto que tenga un grupo sanguíneo positivo.

¿Cómo funciona el proceso de donación de semen para las técnicas de reproducción asistida?

Después de verificar los requisitos necesarios para donar esperma y de las pruebas genéticas médicas y la autorización, las muestras de semen se almacenan en estado congelado y se mantienen en cuarentena durante un período de 6 meses para controlar el riesgo de transmisión de enfermedades. Después de este tiempo, las pruebas se repiten para asegurarse de que el donante no se encontraba en las primeras etapas de una infección en el momento de la donación.

Finalmente, en la clínica una vez que se ha confirmado que no existen infecciones y que el semen ha tolerado suficientemente el proceso de congelación y ha mantenido su calidad, las muestras se ponen a disposición para su uso en tratamientos de fertilidad, esto puede ser para la inseminación intrauterina.

¿Qué técnicas y procesos utilizan los espermatozoides donados?

La inseminación intrauterina con semen de donante es uno de los tratamientos de fertilidad asistida más sencillos. Se coloca directamente en el útero de la mujer una muestra de semen preparada previamente en el laboratorio para aumentar el potencial de los espermatozoides y mejorar las posibilidades de fecundación del óvulo.

La Fecundación In Vitro (FIV) es el tipo de tratamiento de fertilidad más conocido y bien establecido. En esta técnica, el óvulo se une al espermatozoide en el laboratorio -in vitro- para obtener embriones fecundados y transferirlos al útero de la paciente. La fecundación de los óvulos se puede realizar mediante la técnica convencional de FIV, en la que el óvulo está rodeado de espermatozoides para facilitar la fecundación, o mediante el método más directo conocido como Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI).

La FIV con espermatozoides de donantes se recomienda a menudo para mujeres solteras y parejas del mismo sexo, puede ser apropiada en caso de mala calidad embrionaria o de fracaso repetido de la implantación, en la que se sospecha que la causa principal es un factor masculino.

La ovodonación, el uso de óvulos donados en un tratamiento de reproducción asistida, puede utilizarse junto con la donación de semen en casos en los que existen problemas de fertilidad insuperables para una sola persona o pareja. En este caso, los embriones se preparan utilizando los procedimientos normales de FIV y las receptoras reciben medicación para preparar el útero para la implantación de los embriones transferidos.

Al igual que la donación de semen, la donación de óvulos en España es anónima y se realiza principalmente por motivos altruistas. Las mujeres que donan óvulos deben someterse a una evaluación médica y psicológica completa de su fertilidad y estado de salud. Se realiza un estudio cromosómico para descartar la posibilidad de futuras anomalías, además de pruebas para confirmar que los donantes están libres de cualquier enfermedad transmisible como el VIH, la hepatitis y la sífilis, y también se evaluará su grupo sanguíneo y su factor Rh.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba